Taijutsu: El combate desarmado de los ninja

Para la lucha real, el Taijutsu se basa en el movimiento natural del cuerpo y el tiempo de respuesta para obtener resultados exitosos

El sistema de combate cuerpo a cuerpo de los ninjas, tal como se practica en la escuela Hontai Saika Ryu Nishi Kai Nimpo, se llama Tai Jutsu (Método del cuerpo). En lugar de ser un campo de estudio especializado que se concentra en desarrollar solo un área (patear, lanzar), el Taijutsu abarca todas las habilidades que caen bajo el título de “técnicas de lucha sin armas”. Por lo tanto, golpear, patear, lanzar y luchar se combinan con habilidades como acrobacia, pelear en el agua, atacar a los puntos débiles del cuerpo y formas especiales de caminar y correr. Todas estas habilidades están diseñadas para entrenar al ninja para que se adapte, defienda y se mueva hábilmente en cualquier entorno.

Distinto a numerosas artes de combate orientales, el Taijutsu no fue alterado para brindarle una adaptación deportiva. Se espera que el aprendiz de  ninja pueda realizar técnicas de autoprotección independientemente de la superficie sobre la que se encuentre, o del tipo de ropa que lleve puesta. Esta insistencia en condiciones reales de lucha es una razón muy importante por la que el Tai Jutsu es tan diferente de otras artes marciales. Si bien muchas artes marciales deportivas permiten la competencia bajo reglas establecidas y rígidas, el arte ninja comienza con la suposición de que no hay absolutamente ninguna regla en la lucha real. Por lo tanto, tácticas como Koppojutsu (rotura de huesos) y Koshijutsu (puntos nerviosos de ataque) se practican de la misma manera hoy en día,  que en los viejos campos de batalla de Japón.

Otro aspecto importante del Taijutsu, es su método para entrenar a sus alumnos novicios, denominado JU UN DO. Se basa en un trabajo específico de acondicionamiento físico que combina movimientos básicos,  gestos técnicos, y respiración.  En Taijutsu, se cree que el cerebro es solo otra parte del cuerpo. Los estudiantes deben entrenar para superar la tendencia a separarse en mente y cuerpo. Cada estudiante debe entrenar para eliminar el hábito de pensar a través de una técnica antes de hacerlo realmente. El cuerpo tiene conocimiento propio. Al aprender a dejar que todas las funciones del cuerpo se muevan armonía y equilibrio, el ninja se acerca a la naturalidad, lo que les brinda una rápida adaptación defensiva frente a todo ataque.

Para la lucha real, el Taijutsu se basa en el movimiento natural del cuerpo y el tiempo de respuesta para obtener resultados exitosos. Los estudiantes no necesitan cambiar la estructura natural del cuerpo para emplear las técnicas. Al contrario que otras disciplinas de combate, pone especial énfasis sobre el Tai Sabaki, movimiento de los pies y trabajo de movimentacion. El ninja usa kamae (posturas corporales) y movimientos mucho más fluidos y relajados que los que se ven en los sistemas duros de Karate. Por citar un ejemplo, las posturas de caballo del Karate no se utilizan en el Tai jutsu. Tampoco les interesa aplicar patadas en giro ni voladoras, ya que las consideran imprácticas. El movimiento relajado para defenderse del ninja es enseñado al alumno desde el primer día, y entrenado en cada sesión, dejando de lado que al no haber incluso movimientos pres establecidos, no se entrenan Katas como en otras disciplinas japonesas.

La postura defensiva (Kamae) debe ser personal, y la misma debe adaptarse al día a día del alumno

Desde el primer día de entrenamiento del alumno, se pone mucho énfasis en los conceptos base de la técnica, con la finalidad que lo más rápido posible sean asimiladas y dominadas.

Se da una importancia central a la capacitación con compañeros y la aplicación real de la técnica. De esta manera, los estudiantes comienzan a aprender los puntos clave de la técnica básica. En esta etapa, la técnica se practica como solo una parte de la afluencia del combate real. A continuación el estudiante aprende a adaptar la técnica frente a diferentes situaciones. Estas situaciones irán creciendo en complejidad, hasta que el alumno logre manejarse bajo cualquier situación de peligro.  Este proceso de combinar acondicionamiento especial con movimientos y técnicas es la razón por la cual la instrucción adecuada es tan crítica para un principiante. Los hábitos pueden ser difíciles de cambiar. Además, dado que cada estudiante tiene diferentes habilidades, la instrucción tradicional en Ninjutsu se maneja  en un nivel mucho más personal.

Mientras el aprendiz ninja aprende un método de lucha muy poderoso, también aprende a valorar y respetar a otras personas. Por esta razón, se les enseña a los estudiantes a pensar en el Taijutsu como un arte defensivo

La perspectiva del ninja del Taijutsu es una de las razones por las que nunca se enfrenta en combate por emoción o competencia. Mientras el aprendiz ninja aprende un método de lucha muy poderoso, también aprende a valorar y respetar a otras personas. Por esta razón, se les enseña a los estudiantes a pensar en el Taijutsu como un arte defensivo. No es que no existan técnicas ofensivas, sino que todas las técnicas deben considerarse como un método para protegerse contra una amenaza física inmediata.

Desde el momento que dichas técnicas milenarias son difundidas en pleno siglo XXI, encontramos un programa de grados para los estudiantes. De esa manera, cada grado cuenta con su propio programa de estudios, donde el alumno se convierte en un verdadero practicante, y procura con el apoyo del  instructor, en generar su propio desarrollo.

A este desarrollo personal, lo podemos dividir en tres niveles:

  • Hace hincapié en el desarrollo de la velocidad y fuerza. Aquí la postura del practicante se encuentra en constante estudio. ¿A que nos referimos al respecto? La postura defensiva (Kamae) debe ser personal, y la misma debe adaptarse al día a día del alumno.
  • Aquí se basa en refinar la técnica. Técnica y sincronización reemplazan a velocidad y fuerza. En este nivel comienza a notarse la madurez del estudiante. su actitud frente a un ataque comienza a notarse más practica y simple
  • En este nivel se ve la maduración total del alumno. cuando se defiende, sabe adaptarse automáticamente a todo, y responde en consecuencia con el menor esfuerzo y extraordinaria técnica. es la conjunción de mente, cuerpo y espíritu.
Dado que cada estudiante tiene diferentes habilidades, la instrucción tradicional en Ninjutsu se maneja en un nivel mucho más personal

Pasar por estos niveles de habilidad requiere un trabajo constante. Sin embargo, uno debe recordar que no hay límites definidos y que cada nivel es parte de un proceso de crecimiento natural.