Kumdo: ¿Qué tan coreano es el camino de la espada de Corea?

Para el observador no entrenado, un encuentro deportivo de Kumdo es indistinguible de uno de Kendo. Los estudiantes de ambas artes usan prácticamente el mismo tipo de ropa y equipo de protección y la misma clase de arma en su práctica

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la ocupación japonesa en Corea también culminó. Los coreanos recién liberados entraron en un período de reconstrucción cultural, lo que trajo como resultado por caso, que las artes marciales nativas que habían sido prohibidas por las fuerzas japonesas, fueran redescubiertas y se formaron nuevos sistemas. Debido a la duración de la ocupación, más de 35 años, muchos de esos nuevos estilos tenían innegables similitudes con las artes japonesas. El Kumdo (camino de la espada), se fundó oficialmente en Seúl, Corea, en junio de 1948. Su ascendencia japonesa no era un secreto.

Su fundación

Al igual que en cualquier otro país en la tierra, los estudios formalizados en Corea sobre las técnicas de guerra se remontan a los tiempos antiguos. Durante el siglo IV, las técnicas metalúrgicas refinadas que se importaron de China dieron origen a armas coreanas nuevas y superiores. Mientras que anteriormente el arco, la flecha y el bastón habían sido las herramientas principales del oficio de los soldados, la espada comenzó a adquirir una mayor importancia. Ese proceso se aceleró aún más a medida que los artesanos coreanos refinaban su conocimiento de la metalurgia y las hojas forjadas  eran más confiables, e incluso más resistentes a la fractura. A partir del siglo V, la atmósfera en Corea fomentó el establecimiento de grupos de guerreros que abrazaron el budismo, se dedicaron al cultivo de la moral y elevaron las artes de combate a un nuevo nivel. El más notable de esos ejércitos fue el formado por los Guerreros Hwarang del Reino de Silla. A través de sus estrategias y habilidades militares refinadas, los Hwarang pudieron derrotar a las fuerzas de los reinos vecinos de Koguryo y Paekche, y finalmente unificaron toda la península. Alrededor de la época, las enseñanzas budistas, confucianas y militares de los guerreros coreanos se transmitieron a Japón. Debido a la proximidad de los dos países (solo 120 millas de agua los separa) los intercambios culturales continuaron durante siglos. De esa manera, se cree que la mentalidad espiritual formalizada del Hwarang ha influido directamente en el desarrollo temprano de la clase guerrera de Japón, los Samurai. El conocimiento técnico que apoyaba al Hwarang también fue exportado. Como evidencia, los historiadores citan documentos japoneses que describen cómo los artesanos coreanos respetados fueron reubicados por la fuerza en Japón para crear espadas para los Samurai, y algunas de esas hojas todavía existen. A medida que pasaron los siglos, los estudiosos coreanos compusieron los libros que definían los diversos aspectos de sus artes de combate indígenas. Desafortunadamente, durante la ocupación, los japoneses destruyeron todos los textos coreanos que pudieron llegar a sus manos. Uno de los pocos que sobrevivió fue el Mu Yea Do Bo Tong Ji,  obra que documenta las aplicaciones del bastón, el arco y la espada, así como varias técnicas de lucha para los guerreros a caballo. Cuando Corea se quitó las cadenas de su opresor, los historiadores de las artes marciales analizaron ese texto y cualquier otra información que pudieran localizar e integraron sus hallazgos en los sistemas preexistentes. Los esgrimistas coreanos combinaron el conocimiento que adquirieron del Mu Yea Do Bo Tong Ji con las técnicas del japonés Kendo y Iaido, y así nació el Kumdo.

Conexiones

Quizas debido a su acentuado perfil espiritual, el Kumdo es mas practicado por adultos que por jovenes

Los paralelismos entre el Kumdo y el arte de la espada japonés son significativos. De hecho, varios de los artistas marciales que ayudaron a fundar al Kumdo afirman que no hay prácticamente ninguna diferencia. Aunque el  Kumdo posee una identidad cultural única, la correlación técnica entre éste y el Iaido es clara. Los estudiantes de muchas escuelas de Kumdo visten la misma ropa que su contraparte japonesa, nos referimos a su armadura tradicional y hakama. La única diferencia es que en Corea, el Hakama es generalmente gris, mientras que en Japón suele ser negro. Los estudiantes de Kumdo practican con una espada de bambú llamada Juk-Do, que es idéntica al Shinai del Kendo,  también usan el Mok kum, que es lo mismo que el bokken japonés. Durante las demostraciones y los ejercicios de corte, los estudiantes de Kumdo empuñan una espada de acero larga conocida como Jung Kum, mientras que sus homólogos japoneses usan una Katana, la conocida espada larga Samurai. Aunque la espada coreana moderna popularizada por los Kook Sool y Hwarang Do, exhiben obvias influencias chinas, son rectas, donde las ilustraciones en Mu Yea Do Bo Tong Ji muestran que las espadas largas coreanas tradicionales eran tan arqueadas como las del Samurai. Muchos practicantes modernos de Kumdo optan por usar la Katana porque el Jung Kum es bastante caro y difícil de encontrar.

Comprensión

Cuando comenzó la era moderna, la espada ya no era el arma ofensiva o defensiva predominante en combate. Las artes de espadas de Corea y Japón sobrevivieron al ser transformadas en un método para lograr la unidad de mente, cuerpo y espíritu. De pronto se descubrió que el acto de desenfundar una espada y lanzar un corte enfocado a un objetivo imaginario puede hacer maravillas en un estudiante disciplinado.

Para lograr este objetivo, los estudiantes de Kumdo progresan a través de tres niveles de comprensión:

Dominio físico: Los años de práctica hacen que el estudiante sea competente en todos los aspectos físicos del arte, incluida la etiqueta, postura, y el dibujo de técnicas de movimiento.

Dominio mental: Comienza a elevarse por encima de las técnicas objetivas de la espada y ya no se preocupa por los detalles técnicos, ya que sus movimientos se han convertido en reflejos.

Alineación espiritual: Trasciende las limitaciones de su cuerpo y desarrolla su conciencia meditativa. Su mente se silencia a través de un enfoque refinado, y su espada se convierte en una herramienta para vincular su cuerpo y su mente con el infinito.

Referencias técnicas

El Kumdo es similar al Iaido, en que se ha fragmentado en diferentes escuelas que enseñan técnicas ligeramente diferentes. Sin embargo, ciertos elementos fundamentales son abrazados por todos; Incluyen el respeto por la espada, el desarrollo de una postura adecuada, el uso de la respiración en asociación con la ejecución de cada técnica y la interacción del arma con el Ki del artista marcial (Energía interna). Cuando el estudiante comienza a practicar Kumdo, su enfoque principal es en JA SE, o postura. Sin la postura correcta, no puede realizar ninguna técnica de espada de manera eficiente. Una parte esencial de aprender a estar de pie es saber dónde ubicar el centro de gravedad, o DAN JEONG (HARA en japonés, TAN TIEN en chino). Kumdo enseña que todas las técnicas de espada deben lanzarse con la conciencia centrada en el DAN JEON, o el estudiante puede perder el equilibrio con esta espada. Debido a que Ki está directamente relacionado con la respiración, el practicante de Kumdo inhala y mentalmente dirige su energía interna a su DAN JEON al comienzo de cada movimiento de la espada. Cuando golpea, su aliento Ki-Laden es expulsado con un Kihap (grito de espíritu), lo que indica que se está liberando energía en los cortes de espada contra su objetivo. Los practicantes de Kumdo sostienen la espada con su mano frontal apretada contra el protector de la mano. Si el arma en particular que se usa no tiene protección para la mano, la mano guía se coloca en la ubicación equivalente en la parte superior del mango.

El Maestro Kim Cha Il en Argentina, invitado por el Maestro Oscar Tajes

 

 

 

 

 

 

Si el arma en particular que se usa no tiene protección para la mano, la mano delantera se coloca en la ubicación equivalente en la parte superior del mango. La mano trasera se coloca en la parte inferior del mango para permitir el máximo control de la espada. Ciertas técnicas de Kumdo requieren que la espada sea manejada con una mano. En tales casos, la mano de agarre se coloca cerca del protector de mano para permitir que el estudiante mantenga el equilibrio y el control. En el Kumdo e Iaido, los estudiantes aprenden a enfocarse dibujando con precisión la espada y desencadenando una técnica de corte de alta precisión. Sin embargo, solo el Kumdo va un paso más allá en lo que respecta al combate práctico: enseña a los estudiantes a sacar la espada, a empuñarla con una mano y usar la funda vacía como un implemento de bloqueo. Otra diferencia importante entre el Kumdo y las artes de espada japonesas es el BON GUK KUM BEOP, o “forma de espada indígena coreana”. Supuestamente recreadas a partir de la secuencia de técnicas grabadas en Mu Yea Do Bo Tong Ji, las formas contienen movimientos que se ensamblan de una manera que no se parece a nada que se haya visto en Iaido o Kendo. Algunos investigadores afirman que es la única parte exclusivamente  del Kumdo. Como se demostró anteriormente, Kumdo fue fuertemente influenciado por las artes de espada japonesas. Pero a través de los siglos, desarrolló su propia identidad coreana. Es por esa razón que los estudiantes modernos continúan disfrutando de los beneficios físicos, espirituales y culturales que ofrece.