Sabum Nim Julio Cruz: “Se viene un cambio necesario en el Taekwondo argentino”

“Es necesario trabajar desde el interior por un mejor Taekwondo”

“¡Señores de la Confederación, en el sur también existimos!”, afirma el Sabum Nim Julio  Cruz. Nacido en Salta, vive en Tierra del Fuego desde hace poco más de dos décadas. “La por entonces asociación fueguina solicitó un instructor. El Maestro Carlos Filippa en una charla de gimnasio, comenta la solicitud y le interesó. Se dio que tenía un amigo que vivía en Tierra del Fuego. Me decidí a venir y él me ayudó a establecerme en esta tierra. Di clases en diferentes lugares hasta que en el 2000 ingresé al estado provincial. Se me abrieron muchas puertas. Todos los años tomamos partes de los nacionales, trabajando muchísimo para conseguir los fondos y viajar. Si bien el estado apoya muchísimo el deporte, buscamos no ser dependientes de ellos. Cuando el estado no puede apoyar, correríamos el riesgo de caernos. Es como le pasa a la actual confederación. Supuestamente todos los movimientos los hace gracias al ENARD, y nada más. La actual gobernadora me propuso ser director de deportes en su gestión, siendo mi actual cargo. Traje en reiteradas ocasiones a los hermanos Crismanich, fue todo un éxito”, inicia el dialogo el presidente de la  ASOCIACION DE TAEKWONDO OLIMPICO CHACRA IV-

C-M: ¿Cómo es la relación del Taekwondo fueguino con las provincias vecinas?

J-C: Estamos muy aislados. Tierra del Fuego es una isla. Y para salir lleva un proceso complejo. Te toma casi todo el día ya que debemos pasar por 4 trámites migratorios, y cruzar el Estrecho de Magallanes en Barcaza.

C-M:…de ahí, incluso, su malestar que no recibe el apoyo suficiente del gobierno nacional que rige el Taekwondo, para ayudarlos a desarrollar la disciplina en la zona.

J-C: El problema es la falta de política deportiva. ¿Por qué lo digo? ¿La política deportiva en donde se refleja? En los equipos deportivos. Por ejemplo, hoy tenemos titulares de selección argentina, que desde hace años son los mismos…, pero no hay suplentes. Carecemos de titulares selecciones juveniles ni cadetes. Si comparamos a países que no están muy lejos,  nos superan muchísimo. Y la verdad es que no es muy difícil aplicarlo. Esto preparando un proyecto para poder presentar al resto de los presidentes provinciales para invitarlos a llevar adelante un modelo nuevo de política. Soy de la idea que al Taekwondo nacional lo debe manejar el interior del país. No da resultado que lo maneje gente de Buenos Aires. A mi entender se deben realizar tres nacionales: norte, centro y sur. Y ahí ya tenes las tres selecciones argentinas. Y de ahí, entre los mejores haces un tope y conformamos los seleccionados A, B, C. Fijate como con algo tan simple resolves un problema de desarrollo de lo que es adultos. Después con lo que es juveniles y cadetes, sería lo mismo. En todas las provincias hay muchos competidores que no tienen la posibilidad de viajar a Buenos Aires a competir y ganar un lugar en la selección. Hay una realidad: Ganas un nacional y después te convocan varias veces para topar e  ir a un panamericano o sudamericano, y hay quienes no tienen las condiciones económicas para poder hacerlo. Nosotros pudimos por apoyo familiar y del estado, y obtuvimos medallas internacionales. Y la realidad es que el apoyo debió ser desde la propia Confederación, y del ENARD con respecto a selecciones nacionales. Tenemos el ejemplo de un atleta de Neuquén que sacó medalla a nivel mundial juvenil.  Ese chico pudo viajar gracias a la ayuda familiar. El Taekwondo de hoy día está sobreviviendo de talentos individuales. Un maestro que por respeto no voy a dar su nombre, dice que con “una golondrina no hacemos verano”. La medalla mundialista sirvió para maquillar la falta de política deportiva. Se nota la falta de fogueo del resto de los competidores. ¿Por qué se nota?  Muy simple: Al faltar una política deportiva, no hay una camada debajo que esté constantemente presionando a los de arriba. Eso lo podemos notar desde muy cerca. Chile y Brasil. No tenemos que ir muy lejos para comprobar lo que digo. Hoy tenemos gente que esta hace una década en la selección, y no pueden conseguir resultados. Te hago una pregunta: ¿Quién es el titular de la categoría -80kg, categoría que dejó Sebastián Crismanich? No se conoce.

“En los últimos nacionales, Tierra del Fuego viene saliendo tercera en el medallero por cantidad de Oros. Por la lejanía, sin tanto roce, y siendo una provincia que tiene no más de 200,000 habitantes, con casi 500 practicantes, es toda una hazaña. Eso demuestra que es posible otro camino”

Visitas ilustres en Tierra del Fuego

C-M: …tampoco se les está dando a los atletas, referentes que le sirvan de espejo…

J-C: ¡Exacto! Que incentive a los de abajo ser como este o el otro…, y que generen competencia entre el primero y el segundo del ranking. Hay un abismo entre el mediano y el alto rendimiento. Ese abismo lo marca incluso la falta de roce y de apoyo económico. Busco que la confederación este al servicio de las afiliadas, y no al revés. Por ejemplo, que los árbitros nacionales con las pecheras electrónicas viajen constantemente a las regiones donde se organicen los eventos, y subvencionados por la propia Confederación. De esa manera generas muchísima competencia interna, lo que ayuda a acrecentar el nivel general. También hay que hacer cambios en el cuerpo técnico. Tener entrenadores que viajen al interior del país. Que no se limiten a que los atletas lleguen al CENARD. Hay muchísima gente profesional, que está realmente preparada para hacerse cargo del seleccionado argentino.

C-M: Acaba de recibir un reconocimiento de Kukkiwon. ¿Qué representa para usted?

J-C: La verdad es que vino bien un mimo de esa clase. Cuando uno trabaja tanto por pasión, en mi caso por decisión personal Ad Honorem, hay gente que no me cree que doy clases de manera gratuita, nuestra entidad se encuentra equipada con pecheras electrónicas, pisos, protecciones, pero es porque se auto gestiona y lógicamente eso ayuda al crecimiento. Lo hago por una decisión y satisfacción personal que es muy largo de explicar, por lo que decidí desde hace más de 22 años dar clases gratuitas. Muchas veces me decepcionaron, desde lo político, hasta de parte de alumnos. Pero uno pone por delante sus propias convicciones y el respaldo de la familia y alumnos incondicionales que no permiten que uno decaiga y continúa.  Así es como me manejo y manejaré siempre.

C-M: ¿Cual serían las patas de la mesa de la CAT a fortalecer?

J-C: Hace dos años desde Tierra del Fuego gestioné ante la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF) la primer Diplomatura en Enseñanza de Taekwondo. Lógicamente con esto quiero decir que la “educación” es una de las patas fundamentales a fortalecer. En aquel entonces el único apoyo que recibí de la CAT fue una nota firmada por el presidente (la cual tuve que insistir hasta el cansancio), avalando dicha diplomatura. Ni les interesó siquiera incentivar a los instructores del país para hacerla; el año que viene quiero volver a gestionarla en forma gratuita para los instructores federados del país con el aval de la nueva CAT, y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego.