Wing Chun: Contragolpe desde la línea central

«Existe un problema en la mayoría de los artículos de revistas que refieren al Wing Chun. La atención habitual está en el bloqueo y el golpe simultáneos. Está bien, pero los escritores no lo llevan más allá», Sifu Quiñones

Shifu Jorge Quiñones es un hombre de voz suave, pero cuando habla de su disciplina elegida, el Wing Chun, sus palabras tienen una autoridad innegable. «Existe un problema todavía no señalado en la mayoría de los artículos de revistas que refieren al Wing Chun«, dice, «la atención habitual está en el bloqueo y el golpe simultáneos, lo cual está bien, pero los escritores no lo llevan más allá«.

Fue en parte debido a la influencia de Bruce Lee, primero, y más reciente a los films bio pic del Maestro Yip Man, que el Wing Chun es una de las artes marciales más buscadas y, al mismo tiempo, menos entendida. Debido a que sus movimientos son tan sutiles, muchos de ellos confían en un sentido del reflejo  táctil altamente desarrollado, donde las fotografías a menudo no son suficientes para transmitir lo positivo del Wing Chun como arte de combate. Pese a que es una disciplina que se difunde globalmente hace décadas, aun hoy existe la necesidad  de encontrar instructores calificados en este arte, y Shifu Jorge Quiñones encaja a la perfección. Nacido en Montevideo, Uruguay, ex estilista de Shaolin del Norte, e instructor de  Tai Chi Chuan, referente en su actualidad como difusor del Wing Chun, no solo es  experto en técnicas de mano vacía, sino que incluso domina los cuchillos mariposa (Bar Jam Dao) y el palo largo (Luk Dim Poon Quan), lo que deja en claro que es uno de los pocos expertos en la región en poseer el programa de aprendizaje completo.  Shifu Quiñones es la antítesis del típico instructor de Wing Chun bajito y ligero. Pero cualquiera que presencie la precisión y la gracia de sus movimientos no puede dudar de su capacidad. Quizás un factor sea el más convincente: en muchas artes marciales, el cambio de peso hacia adelante se realiza a una distancia de seis pulgadas a un pie o más. En el Wing Chun que aplica Shifu Quiñones, el cambio dura apenas una pulgada. Su sincronización debe es fenomenal. Se ha convertido en una especie de cliché decir que Shifu Quiñones es un hombre alto que se mueve con la economía de movimientos de un hombre pequeño, pero cliché o no, sigue siendo la clave.

Shifu Jorge Quiñones, no solo es experto en mano vacía, incluso domina los cuchillos mariposa y el palo largo, lo que deja en claro que es uno de los pocos expertos en la región en poseer el programa completo

«Tienes dos clases de oponentes«, sostiene Shifu Quiñones, «el oponente que no sabe nada y el  que está consciente que sabe. Lo que trato de enseñar a mis estudiantes es tener cuidado con el hombre que está consciente, y no  guardarse nada para obtener ventaja cuando deba defenderse de este. «Lo distintivo del Wing Chun es que tiene una filosofía de defensa estratégica muy bien definida, y la idea es enseñar a los estudiantes a formarse en el contexto del Chi Sao, el ejercicio de reflejo táctil del Wing Chun. Sin tener físicamente a la persona allí, es decir, sin poder transmitir dicho conocimiento mano a mano, mostrarle los ángulos rectos es muy difícil «, dice Shifu Quiñones. Pero independientemente de la dificultad, existe la necesidad de tratar de difundir la información, por lo tanto, libros y artículos en revistas ayudan mucho. Dichos artículos generalmente explican que si su oponente lanza un puñetazo, y usted debe esperar su movimiento antes de responderle con un bloqueo externo y puñetazo inverso, entonces está en una especie de «segunda sincronización». Terminas detrás de él, y puedes controlarlo. En Wing Chun, como tu puñetazo también es una desviación, simplemente lo desvías y controlas.

Pese a que es una disciplina que se difunde globalmente, aun existe la necesidad de encontrar instructores calificados en este arte. Shifu Jorge Quiñones encaja a la perfección

Pero atención, lo que no explican es: «¿Qué pasa si no lo logras con ese golpe? ¿O si los muchachos se cubren evitando que lo golpees? Bueno, tu próxima vía lógica es atraer al tipo, o atraparlo«. Lo que podemos relacionar en sentido verbal, o demostrarlo con fotografías, es que el bloqueo y el ataque simultáneos es principalmente una ventaja. «Si empiezas con Pak Sau (Bloqueo recto) y parece que va a levantar su mano trasera a tiempo, puedes utilizar el Lap Sau, bajar su mano y conducir tu ataque».  Ya sea que el oponente haya logrado defenderse temporalmente o no, estás en un ángulo para atacar con lo que es, en términos de estrategia, tu golpe más lógico después del bloqueo inicial”.

Debes pensar en términos de contragolpe, sostiene Quiñones. Cuando lanzas una técnica, tírala con la intención de golpear al oponente. Sin embargo, al mismo tiempo, tome en cuenta el siguiente movimiento de su oponente. Para enseñar esto, el Maestro de Wing Chun ideó un método paso a paso para guiar a sus estudiantes a través del laberinto de la técnica hasta una comprensión muy especial del combate: la teoría de la continuidad del movimiento. «El Chi Sao es una herramienta primordial en este proceso». Inconscientemente,  guiado por miles de horas de práctica, los brazos de Quiñones comienzan a describir los arcos distintivos y elegantes de este ejercicio. «En el ámbito del Chi Sao, se encuentra toda la teoría básica, tanto de las técnicas simples como de las dobles. El alumno desarrolla de esta manera movimientos básicos y avanzados de sensibilidad táctil. Una vez que él tiene su sensibilidad táctil desarrollada, comienza a alimentarse de las técnicas de ataque del rival y las usa en provecho propio. Cuando entrenan en el kwon, se comienza en posición estática, por lo que permite una buena defensa básica. Se comienza a caminar de un lado a otro, y  tiene que coincidir con nuestra postura. Damos un paso adelante con el pie derecho, mientras que lo llevo a  retroceder con el izquierdo para que cada uno tenga una pierna delante para controlarse. Cualquiera de las dos personas puede iniciar un ataque. Normalmente trabajarás tres o cuatro técnicas. Una persona atacará, la otra contrarrestará, y se balanceará de un lado a otro durante unos pocos movimientos, luego regresará a las manos en movimiento, el movimiento  Chi  Sao básico, y de ahí pasamos a una técnica llamada Go Sao que es un desarrollo adicional del Chi Sao, donde usas «la pierna pegajosa», que junto a y las técnicas de  manos, se convierte más en un combate libre «, dice Quiñones.

«La idea es enseñar a los estudiantes a formarse en el contexto del Chi Sao, el ejercicio de reflejo táctil. Sin poder transmitir dicho conocimiento mano a mano, mostrarle los ángulos rectos es muy difícil «, dice Shifu Quiñones

La prueba final de cualquier arte marcial, por supuesto, es su eficacia combativa. Las historias del valor de la lucha callejera de Wing Chun son legendarias, pero es menos conocida su aplicación al contacto total en jaula. A pesar de ello, hay una pequeña y orgullosa sonrisa en sus labios mientras habla. Shifu Jorge Quiñones es, como se dijo antes, un hombre de voz suave. Pero ese temperamento suave no puede evitar que aprecie la eficiencia del arte que tanto le ha costado a Shifu, basado en experiencia práctica, respondiendo a cada desafío que la vida le brindó, lo que le dio el convencimiento necesario para confiar en la utilidad única del sistema que difunde tanto en Uruguay como en otro países de la región.