Master Marcelo Divano: “Doy mi vida por la escuela “

“Volver con mi Maestro Desiderio fue una alegria muy grande no solo para im, tambien para la escuela”

Muchos de nosotros nos consideramos buenos en lo que hacemos. Profesionales responsables y comprometidos con nuestra tarea. Sin embargo, estos atributos no nos transforman en referentes de nuestro sector”, explicaba a su audiencia  el Master Coach Daniel Colombo, especializado en CEOs, alta gerencia, y equipos de trabajo, “Ser un referente es convertirse en una persona que, basado en sus resultados y en el prestigio conseguido a través de los años (por su coherencia, consecución de objetivos y logros destacados) es observada  como alguien a tener en cuenta, y su opinión es valorada. Posee un desarrollo profesional firme y mantiene un equilibrio entre lo que aporta en los sectores que se desenvuelve, y sus valores profesionales y personales”, completó.

Con tres décadas de experiencia como practicante, docente y dirigente reflejado en numerosas filiales alrededor de Argentina, el Master Senior Marcelo Divano, aun con bajo perfil, supo ganarse el respeto de sus seguidores encolumnandose detrás suyo, cuyo resultado es una asociación fuerte y modelo de un Taekwon do que expone todas las facetas que el General Choi Hong Hi buscaba para su arte.

C-M: …un 8vo dan no es para cualquiera. No llega todo el mundo. ¿Qué clase de sentimientos le dio recibir semejante distinción?

M-D: A mí me llenó de alegría. Son cuarenta años de hacer Taekwon do, y gracias a Dios lo compartí con mis padres. Le debo mucho a mi papá del corazón, quien es quien me llevó a los diez años de edad a practicar Taekwon do, a mi maestro Adrian Desiderio, que es quien me enseñó, y al Presidente del Club Añasco que es donde comencé a dar clases. Sin ellos, no sé que hubiese sido…y dar clases en Añasco es un doble orgullo. Por un lado porque mi abuelo fue uno de los fundadores, y el salón de práctica de Taekwon do lleva mi nombre… Volviendo al día del examen para octavo dan, lo preparé durante mucho tiempo, y haber sacado una de las notas más altas, es de mucho orgullo. Es entonces que en el Club Añasco hace treinta años que doy clases, y en Ciudadela, treinta. Y gracias a Dios, siempre feliz.

Para mi enseñar Taekwon do es brindar pasión, amor por lo que hago. Yo necesito dar clases. No puedo ser un Maestro y no dar clase. Estar en contacto con los alumnos me hace muy bien

C-M: ¿Qué le aporta ser Profesor de Educación Física?

M-D: La realidad es que me abrió la cabeza al 100%. Como te decía antes, aprendíamos copiando.  De manera refleja. Hoy cuento con una formación científica. Te doy un ejemplo: Tengo alumnos con problemas físicos,  se de pronto como podría ayudarlos en su entrenamiento dentro del Taekwon do.  Esa formación me lo dio el profesorado,  no mi aprendizaje de Taekwon do. Mi objetivo fue ser un mejor docente dentro del Taekwon do.

“Volviendo al día del examen para octavo dan, lo preparé durante mucho tiempo, y haber sacado una de las notas más altas, es de mucho orgullo” – Master Senior Divano

C-M: Fue un año de mucho cambio para ustedes…, formalizaron su unión con el Gran Maestro Adrian Desiderio, la escuela comenzó a abrirse y participa de diferentes eventos… y cerró el año con su graduación de 8vo dan…

M-D: Es una alegría muy grande, para toda la escuela y en lo personal. También estuvimos compitiendo en Uruguay invitados por el Sabunim Gabriel Colina, con muy buenos logros, y ahora nos estamos preparando para el Centro – Sudamericano. Los chicos están con muchas ganas de ser parte del Centro – Sudamericano en Setiembre. Hasta donde mis alumnos quieran ir, yo los apoyaré. Incluso para Junio estamos preparando una clase especial que se dictará en el aula magna de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, y un torneo de la AEIT –Federación y el nacional propio de TANRA-ITF.  Pero también ayudamos a escuelas del interior donde necesitan mucho apoyo técnico e institucional. Además vamos a Misiones a brindar ayuda y donaciones a gente necesitada… esto último es lo que siempre hicimos y hacemos hincapié: ayudar a la sociedad.

C-M: ¿Qué sintió al  conocer al General Choi Hong Hi?

M-D: (Levanta la voz) ¡Fue muy fuerte conocerlo…!  La primera vez que lo vi no escuché ninguna de sus instrucciones, quedé como obnubilado. En los demás cursos,  ya más tranquilo,  pude aprovecharlo bien. No tuve relación más allá que la de alumno – maestro durante sus cursos,  pero lo seguía a todos lados cada vez que venía el país, y lo aproveché.

C-M:…habiendo logrado escuelas en diferentes provincias. TANRA –ITF es  referente…

M-D: Quizás sea una frase muy trillada, pero se dice que el Taekwon-do nos devuelve más de lo que  le damos. Mirando en retrospectiva hay un montón de momentos  que son inenarrables, incomparables uno con el otro. Cada uno tuvo su cosa particular, desde poder ayudar a chicos apadrinando colegios, como hacemos todos los años; hasta poder tener un alumno y enterarme que a través del Taekwon-do mejoró el asma o que le ayudó para encontrar un lugar; o tener alumnos con discapacidades; alumnos con los que compartí alegrías, tristezas; adultos donde encontraron otros grupos, y hoy seguimos compartiendo asados, y unos se ayudan a otros; y un montón de cosas que fueron pasando que son una muy distinta de la otra y todas sumamente importantes.  Haberlos visto cuando llegaron aquí con diez años de edad, y hoy verlos con treinta o con cuarenta, ya hombres de bien, algunos con familia, que uno los vio crecer, llorar, reírse, escucharlos, compartir momentos, y que si realmente uno ayudo un poquitito en esa formación… me siento muy feliz de ese poquitito.

“Hoy paradójicamente,  no estamos unidos pero podemos elegir con quién estar.  Por eso digo que estamos retomando la alegría de entrenar”

“…dar clases en Añasco es un doble orgullo. Por un lado porque mi abuelo fue uno de los fundadores, y el salón de práctica de Taekwon do lleva mi nombre…” – Master Senior Divano

C-M: ¿Qué es TANRA para el Master Divano?

M-D: El Taekwon-do, como distintas organizaciones deportivas o en lo que tiene que ver con lo deportivo, no tiene avales estatales, entonces todo nos cuesta mucho mas. Hacer lo que hacemos respecto a la asociación es una alegría para mí, y también trabajar haciendo todo lo que se hace. Ser Director de la Asociación significa estar de intermediario con la Federación en muchas formas, y  por sobre todo y más importante es el grupo de Instructores Mayores  que conformamos el comité Directivo;  personas que pensamos más o menos parecido, no siempre igual porque a veces no coincidimos, pero nos entendemos y no perdemos de vista el objetivo… y el objetivo en nuestro caso que es el Taekwon-Do está alrededor de la gente, y seguimos los principios del Fundador del TKD. Sinceramente nunca me imaginé ser Director de una Asociación, me fue llevando el camino, ya que realmente nunca se me cruzó por la cabeza pensar en dirigir una institución. O sea que no sé incluso qué es lo que me queda pendiente, porque hay un montón de cosas que van surgiendo que no las pensé. Por ejemplo, actualmente estamos yendo a tomar exámenes y dar cursos a Misiones, y ni en mis mejores sueños se me ocurrió. Es por eso que creo que es importante saber lo que uno quiere en la vida, porque de esa manera uno no se tiene que preocupar de cómo va a llegar. Simplemente llega.  Es verdad cuando uno escucha que el universo conspira. Es así. Es algo que no puedo explicar. Yo sabía que quería hacer Taekwon-Do y nada más. El “como” no lo sabía, porque uno tiene que saber lo que quiere, y hacer lo que le gusta. Por eso no sé lo que me pueda pasar, o lo que me quede pendiente. No lo sé. Lo que estoy seguro es que va a ser buenísimo, y es lo mejor que me puede pasar.

Junto al Fundador del Taekwon do, uno de los momentos cumbre de su carrera

C-M: ¿Qué considera que dejará como legado para sus alumnos?

M-D:(Piensa) Mira, hay muchos alumnos míos que los conozco desde muy chiquitos, que me tienen en cuenta por algún consejo… no me considero nadie especial, pero si busco dar lo mejor de mí para el que me lo pide… y creo que voy a dejar eso como recuerdo: El haberlos escuchado siempre. El haber estado cuando me necesitaban…,y darles lo mejor de mí, y que es lo que amo que es el Taekwon do, y como digo, con todo el amor del mundo, por que di mi vida por la escuela… son cincuenta años de edad, y cuarenta de Taekwon do. Entonces, esto es mi vida misma.