Kumdo

Debido al largo período de ocupación japonesa, la comprensión nipona de las artes marciales influyó en la mayoría de estos nuevos sistemas. Kumdo, no fue la excepción

Kumdo, literalmente significa “Camino de la espada”. Es la traducción coreana del término japonés “Kendo”. “Ken” significa “Espada” y “Do” significa “Camino”. El arte coreano de Kumdo es una interpretación directa de su homólogo japonés. De hecho, algunos de los primeros fundadores de Kumdo afirman que no hay absolutamente ninguna diferencia entre las dos disciplinas. El arte del Kumdo fue inaugurado en Seúl en junio de 1948. Con la ocupación japonesa levantada al final de la Segunda Guerra Mundial, Corea entró en un período de restablecimiento cultural. Las artes marciales, que habían sido prohibidas por las fuerzas de ocupación, comenzaron a redescubrirse y se formaron nuevas escuelas. Debido al largo período de ocupación japonesa, la comprensión nipona de las artes marciales influyó en la mayoría de estos nuevos sistemas. Kumdo, no fue la excepción. Aunque Kumdo está muy influenciado por las modernas artes japonesas de la espada, fue la comprensión coreana de la guerra lo que ayudó a sentar las bases para el Samurai japonés. Por lo tanto, para comprender verdaderamente la historia de Kumdo, primero debemos mirar a la historia de Corea.

Sus fundamentos

En el siglo IV de la Era Común, se introdujo un nuevo sistema de metalurgia en la Península de Corea desde China. Esta introducción dio a luz a un armamento nuevo y superior. Anteriormente, el arco y el bastón habían sido las herramientas principales de la guerra. Con la introducción de la elaboración de metales refinados, la espada adquirió una nueva importancia. Esto se debió al hecho de que esta nueva metalurgia hizo de la espada un arma mucho más confiable, ya que se hizo más difícil de fracturar durante la batalla. En esta coyuntura de la historia, Corea estaba dividida en tres reinos guerreros: Koguryo, Silla y Paekche. Debido a este hecho, a partir del siglo V C.E., nacieron grupos formalizados de guerreros en la Península Coreana. Estos guerreros abrazaron el budismo y se dedicaron al cultivo de valores morales, basados ​​en la ideología confuciana. Llevaron la guerra marcial a un nivel de comprensión nuevo y mucho más refinado del que habían sido abrazados anteriormente. Entre estos ejércitos se encontraban el Kyong Dang de Koguryo y, más notablemente, el Hwa Rang de Silla. Los Hwa Rang, a través de una estrategia militar refinada, derrotaron a sus ejércitos vecinos y unificaron los tres reinos coreanos. A medida que la espada se convirtió en el instrumento clave de la guerra de contacto cercano, fue una de las armas principales de los Hwa Rang. Las técnicas de la espada coreana, en este período de tiempo, se formalizaron estilísticamente en veinticinco posturas  que ayudarían en la pronta eliminación de un oponente.

Corea evoluciona

Kumdo ya cuenta incluso con torneos propios

La unificación de la península de Corea llevó al nacimiento de la dinastía Silla 668-935 dC. Esta dinastía dio origen a la dinastía Koryo 935-1392 dC. Al final de la dinastía Koryo, la mente de la población coreana se había alejado de la guerra.  Como tal, el desarrollo continuo de las artes marciales cayó en declive. En esta coyuntura, Corea entró en la dinastía Yi 1392-1909 C.E.  Este período de tiempo se considera, “La era de la Ilustración de Corea”. Durante este período, florecieron las artes y la filosofía. Las artes marciales fueron menospreciadas y la guerra fue delegada únicamente a los militares. Esta mentalidad filosófica describe idealmente la diferencia que existía entre la cultura coreana y la japonesa. Mientras que Japón abrazó al Samurai, en Corea, se evitó que los guerreros interactuaran con las masas.

Moo Yeh Do Bok Tong Gi

Los conflictos entre Japón y Corea han estado en curso durante siglos. Entre 1592 y 1598 tuvo lugar un intento de invasión japonesa a Corea, siendo derrotados. Cerca del final de este conflicto, se descubrió un texto militar chino titulado, Ki Hyu Shin Zu, escrito por el estratega militar  Chuk, Kye Kwang. El texto había sido adquirido de un general japonés asesinado. Este manuscrito fue presentado al rey coreano Sun Jo (1567 – 1608). Dentro de sus páginas había un sistema de armas chinas y combate cuerpo a cuerpo. El rey Sun Jo quedó tan impresionado con los métodos presentados en este texto que invitó a los generales chinos y a los maestros de artes marciales chinos que empleaban este sistema a visitar su capital. A partir de este contacto, ordenó a uno de sus generales, Han Kyo, tomar lo que había aprendido tanto del texto como de las demostraciones y diseñar un nuevo sistema de combate en el campo de batalla. Este sistema fue finalmente escrito en seis capítulos y publicado como, Moo Yeh Jee Bo, “Las ilustraciones de las artes marciales”, el cual  se convirtió en la base de la guerra formalizada para el ejército coreano. El rey coreano Yong Jo (1724 – 1776) tuvo el texto revisado durante su reinado. Doce enfoques adicionales para pelear fueron agregados, y  fue renombrado como Moo Yeh Shin Bo, “Las nuevas ilustraciones de las artes marciales”. Al ser vendido al público, se lo rebautizó como Moo Yeh Do Bok Tong Gi, “El Manual ilustrado completo de las artes marciales”. Este texto es el principal documento restante que los modernos practicantes de espada de artes marciales coreanas buscan para comprender su historia fundacional. Es esencial entender que las fuerzas japonesas, que ocuparon la península de Corea desde 1909 hasta 1945, destruyeron prácticamente todos los registros de las técnicas reales de las antiguas artes marciales coreanas. No debemos dejar de lado el hecho que muchos maestros modernos de las artes marciales coreanas afirman falsamente que pueden rastrear los orígenes de sus sistemas hasta los albores de la civilización coreana. Desafortunadamente,  no es verdad. Solo quedan dos documentos: el Moo Yeh Jee Bo y el Moo Yeh Do Bok Tong Gi, que nos dan una idea de la historia marcial de Corea,  las dos únicas fuentes para rastrear la historia de la espada coreana.

El presente

Primer Presidente de KKA, Seo Jung Hak

Kumdo nació cuando llegó a su fin el gobierno de Japón sobre la Península de Corea, en la culminación de la Segunda Guerra Mundial. A medida que la actitud del público cambiaba a un temperamento militarista, jurando nunca volver a ser tomado por un ejército extranjero, las artes marciales se convirtieron en la orden del día en Corea. Esta actitud aumentó cuando Corea se dividió entre el Norte y el Sur durante la década de 1950. Las artes marciales comenzaron a enseñarse en las escuelas públicas como un requisito de educación para niños. El nacimiento de Kumdo fue paralelo a estas tendencias. Como se detalla, los paralelismos entre el Kumdo coreano y el Kendo japonés no pueden pasarse por alto. Aunque Kumdo posee su propia identidad cultural, la correlación entre las dos artes es muy clara. Para comenzar a ver la influencia que Kendo ha tenido sobre Kumdo, solo se necesita mirar el uniforme. El practicante de Kumdo usa el “Hakama”, los grandes pantalones plisados. La armadura, conocida como “Hoogo”, en coreano también se usa comúnmente durante las competiciones. Hoogoo está compuesto por el protector de cabeza y cara “Ho Myun”. “Gap”, que protege el pecho. “Ho Wam”, que protege las manos. “Gap Sang”, que es el delantal que protege la cintura y la ingle.

Asociación Argentina de Kumdo: “Asentando bases

Seminario 2017, junto al Maestro Nam Cheol, 8vo dan

Así como el Kendo supo instalarse en nuestro país  contando con varias instituciones que promueven la Esgrima japonesa, su contraparte coreana, el Kumdo, recién en estos últimos tiempos inició un raid regional con la finalidad de hacerlo conocer. CABA, Buenos Aires, Santa Fe y Neuquén cuentan con dojangs formales, además de organizarse seminarios de formación de instructores en Santa Fe y otras provincias. El Sabon Seo Jung Won, Presidente de la Asociación Argentina de Kumdo, y el instructor José Luis Zanotti, nos cuentan la actualidad de la Esgrima Coreana:

Somos La Asociación Kumdo en Argentina, siendo sede de la Korean Kumdo Association”, inicia el dialogo Jose Luis Zanotti, “Nuestra institución es la única autorizada. Para terminar con las dudas, Kendo y Kumdo son lo mismo.  Se juntan Japón, Corea y Taiwan y entre los tres crean la Federación Internacional de Kendo. Somos lo mismo”, completó.

SJW: (Interrumpe) Ocurre que había mucha gente equivocada. Kumdo no es un deporte. Existe como disciplina en si misma desde hace noventa años, aunque tenía otra denominación. Kumdo lo nombraron los japoneses, cuando se unen y organizan sus torneos. El nombre Kumdo y Kendo es el mismo en letras chinas. Mientras que Kendo lo llaman los japoneses, y Kumdo  los coreanos. Kendo es el nombre de deporte de armas con protección.

JLZ: Es una denominación moderna. Nada que ver con su historia que Japón tenía.

SJW: Exacto, aclaro que la denominación anterior era “Kyoc Kum”.

JLZ: Cuando se hace internacional, el deporte ya no tiene dueño. Entonces, es el mismo deporte, pero con un nombre acorde a su país.

Sabon Seo con el actual Presidente de KKA Rhee Jong Rim

SJW: Antes de ser  invadida Corea, los guardias del emperador entrenaban Kendo, enseñados por los japoneses. Eran tiempos donde se aleccionaba como arte marcial.  La parte deportiva moderna fue paralela para todos los países. Para dar un ejemplo, de Europa se copió el tipo y uso de las protecciones.  Y de ahí se fue reglamentando. No es la intención llegar a la olimpiada, pero es un deporte con mucho respeto y protocolo. ¡Y esto se busca respetar! Por el año 1986, la economía de Japón levantó, convirtiéndolo en uno de los países más ricos del mundo, siendo seguida su cultura por occidentales. Entonces, los mismos japoneses no quieren perder su cultura con Kendo, como pasó con el Judo cuando entró en los juegos olímpicos.

Kumdo y Kendo no son como Taekwondo y Karate que son distintas artes marciales. La KKA (Korea Kumdo Association) y la AJKF (All Japan Kendo Federation) pertenecen ambas a la misma entidad, a  la IKF (International Kendo Federation),sSiendo Kumdo la lectura en coreano de los ideogramas chinos que se usan para formar la palabra que en japonés se lee como Kendo. Los pioneros a nivel internacional, fundadores de la International Amateur Kendo (International Kendo Social Member Club) fueron las respectivas asociaciones de Japón, Corea y Taiwán. Luego se reunieron para formar la IKF. En un principio había dos presidentes uno por Corea, Seo Jung Hak (Presidente de KKA) y otro por Japón, Kimura Dokuta (Presidente de All Japan Kendo Federation). Debido al desarrollo de Kumdo en Corea y Taiwan, y por ser pilares importantes en la difusión de Kumdo, la IKF autorizó a estos dos países a tener autonomía y realizar sus propios exámenes y registros, y estos ser avalados internacionalmente por IKF. Para poder rendir bajo la directiva de KKA, deberá presentarse solo en países donde KKA tiene sedes o viajar directamente a Corea para así obtener graduación oficial avalada por FIK

C-M: Sabon Seo Jung Won, ¿Cómo inició su camino en Kumdo?

SJW: Naci en el año 1973 en Seúl, pero inicié  mi camino en Argentina. Mi tío, en Corea es un experimentado maestro. Vine en 1986 como inmigrante, y aquí comencé Kendo. Por ejemplo de mi tío, entré en Kumdo. No tenía muchos amigos, y quería entrar en alguna disciplina que me ayude a extrañar menos mi tierra. Mi tío era mi ídolo… yo iba a su habitación, y veía su equipo de entrenamiento. ¡Quería ser como él! Así fue que aquí fui a Asociación Japonesa. Fue duro el comienzo. Pero sentía que me faltaba algo… dejé… de pronto regreso a Corea a principios del noventa. En Corea comencé a entrenar en una universidad. Es la más antigua donde se enseña Kumdo. Es un lugar muy prestigioso en mi país. Mi tío a su vez, ayudó a modernizar el trabajo de la Federación Coreana de Kumdo, mediante la aplicación de tecnología. Enseñó en estamentos oficiales… hizo mucho por el desarrollo del Kumdo. Y colaboró en que la disciplina sea estrictamente difundida como Cultura Coreana. Como deseaba volver a Argentina, y formar un grupo de Kumdo, necesitaba un tutor. Se lo pedí a mi tío, que no me aceptó como alumno: Primero que él consideraba que con mi grado de primer dan no estaba preparado para enseñar. Segundo, que no tenia tampoco la suficiente gente para que institucionalmente, me ayuden donando equipo en Argentina. Hablé con otro maestro, que por cuenta suya me aceptó como alumno y me dio algo de equipo.

C-M: ¿Cómo inició la enseñanza del Kumdo en Argentina?

SJW: Para los noventa, no había Kumdo en Argentina. Solo Kendo. En la actualidad, soy el principal referente en el país. Regreso a Argentina, y junto a un grupo de inmigrantes coreanos, en Bartolomé Mitre y Pazos, nos poníamos a entrenar. Así comenzamos a difundir. Ahí era primer dan. Al tiempo, debimos mudarnos al dojang del GM Nam Sung Choi en Lavallejas. Como con mi primer dan, no me sentía preparado lo suficiente para llevar la disciplina adelante, comencé a buscar un referente. Es así que consultando,  en la asociación japonesa me cuentan que había un coreano, tercer dan, ex militar. Comenzamos a buscarlo y aparece Yoo. Era grande de edad, e inicia a darnos  clases. Vuelvo a Corea por unos años, y regreso con el tercer dan.

C-M…y de ahí, comenzaron a llegar a las diferentes provincias…

JLZ: Había muy poco movimiento, y solo en la colectividad coreana. Desde el 2015, desde que el Seo Jung Won asumió como Presidente Federación Coreana, es que se abrió al público en general y llegó al interior. Esto todo muy nuevo para la gente. Es muy simple: si uno va a una escuela, y el maestro es coreano, es Kumdo. Si es japonés, es Kendo. En lo técnico, es lo mismo. Corea dice que se deben usar banderas celeste y blanca, y los japoneses, blanca y roja. Esto es dentro de Corea, y a quienes pertenezcan a la KOREAN KUMDO. En los torneos internacionales, usan rojo y blanco, ya que están dentro de la Federación Internacional de Kendo. Nuestra meta es por fin, darle el espacio merecido a la Esgrima coreana en nuestro país.

Historia del Kumdo en la República Argentina: Vivencias del Sabon Seo Jung Won

Seminario 2017

El primer practicante de Kumdo en la República Argentina fue el Señor Yang Jong Yik, que en los años 60 se desempeñó como oficial militar en Corea, alcanzando el grado equivalente a Coronel. Luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, hecho que marca la independencia de Corea y fin del sometimiento por más de 30 años al dominio japonés, el Señor Yang comienza con la práctica de Kumdo en su país natal. Luego emigra a la Argentina, y continúa en los años 70 en la Asociación Japonesa. Gracias a su gestión logra entre los años 82 y 83, que La República de Corea done tres equipos de práctica (hogu) completos para ayudar al crecimiento en la región. El segundo practicante coreano en la República Argentina fue el señor Seo Jung Won, que se inicia en la práctica de Kumdo en diciembre de 1988 con tan solo 14 años de edad. Desde ese momento fueron varios los miembros de la colectividad coreana que practicaron la disciplina en AJA, pero la mayoría dejó con el paso del tiempo, siendo actualmente solo Seo Jung Won y Choe Sang Won los únicos miembros activos que comenzaron en esa época. El maestro Seo, practicaba en AJA junto al maestro Miyagi, pero en la institución no se realizaban correcciones o dictaban clases regulares como en cualquier dojang, sino que simplemente era un lugar de encuentro para prácticas libres. Esto continuó hasta que el Maestro Kimura se presentó en AJA con alumnos a una práctica y se conocieron con Seo. Luego de ese encuentro, en el año 1989 Seo comienza a practicar con el Maestro Kimura, quien era en esa época 3er Dan, que estaba relacionado con la Federación Internacional de Kendo y tenía muchas ganas de progresar.  El nuevo dojang se llamó Katori y fue una época en que progresó mucho la disciplina. En los años 90, debido a la economía argentina, el maestro Kimura emigra a España por trabajo. Ese acto deja a nuestro país casi sin maestros de quien aprender. Seo decide entonces, gracias al apoyo de su tío 8vo dan de Kumdo, cambiar su forma de práctica, según sus indicaciones.

En el año 1991, Seo se asocia junto a un inmigrante coreano, 4to Dan de Taekwondo, el Señor Baik Moon Su que había practicado por algunos meses en Corea y había traido consigo 2 hogu antes de venir a la Argentina. El había comenzado la práctica con el Maestro Kim Jae Il, en ese entonces 7mo dan. En diciembre de ese año, Seo viaja a Corea, y en enero visita el dojang de su tío en la universidad de SongYungWan, donde practica duro hasta poder alcanzar el 1er Dan. Ese viaje fue muy importante para el destino de Kumdo en Argentina, ya que constantemente discutía con su tío sobre el Kumdo en nuestro país, la necesidad de la difusión y poder conseguir que Corea apoye con varios equipos de práctica, ya que en esa época eran muy caros y difíciles de conseguir. Su tío le explica que era prácticamente imposible contar con esa ayuda, ya que con una graduación de solo 1er Dan, y siendo tan pocos practicantes en Argentina, era una tarea prácticamente imposible. Hasta llegó a comentarle que para conseguir un apoyo oficial de KKA, era necesario al menos contar con cincuenta miembros. Por la negativa, pero sin darse por vencido, Seo visita al maestro Kim Jae Il, de la provincia de Kyonggido, para pedirle apoyo y éste mostró mucho interés en abrir una sucursal en Argentina. En esa época el maestro tenía muchos dojang oficiales de KKA, por lo que acepta la propuesta y envía 10 Jukdo y 5 Dobok para fomentar el desarrollo en Argentina.  Al volver, en julio de 1992 y junto al Maestro Baik Moon Su, Seo abre un dojang en calle Bartolomé Mitre y Paso, donde había un gimnasio con espacio apto para la práctica. Al poco tiempo logran juntar 10 personas en las prácticas, Baik Moon Su, Seo Jung Won, Son Ki Pyong, Oh Sung Young, Baik Jang Mi, Lee Chol Joo, Kang Dae Won, Lee Jong Hin y Baik Hyon Jun, dando inicio a Kumdo en Argentina. Al poco tiempo en el mismo año, el gimnasio en Once es demolido, mudándose el dojang a un gimnasio de Taekwondo en calle Lavalleja. El maestro de Taekwondo, Nam Sung Choi, bautiza en ese momento al dojang con el nombre de Il Kum Kwan Sucursal Argentina. Seo con solo 1er Dan era quien ayudaba en las prácticas, pero por la baja graduación, el grupo estaba constantemente en busca de un maestro entre los inmigrantes para poder ayudar al crecimiento del dojang. En una oportunidad Yamasaki de AJA comentó a Seo que hacía mucho tiempo había practicado con ellos una persona de origen coreano, que tenía 3er Dan. Pero posiblemente ya había fallecido.

Mesa de examen 2017

Descartada por algún tiempo esa posibilidad, un día reciben la visita de un señor de edad, y les comenta que había practicado en AJA. Esa noticia alegra y esperanza a los practicantes, pensando que era el militar, 3er dan que el sr Yamasaki comentó, había practicado en AJA. Ese hecho logra renacer la esperanza de conseguir un maestro verdadero a todos los Kumdoin. Aunque el Señor Yamasaki, demuestra no conocer al nuevo practicante y éste se presenta como 2do dan y agente penitenciario, la alegría contagió a todos en muy poco tiempo, pese a que había muchos datos que no concordaban, lo aceptaron como maestro del Dojang. Al poco tiempo se enteraron que no era Yang Jong Yik que había practicado en AJA, sino el señor  Yoo In Jong, pero nunca trataron el tema, para no incomodarlo y mantener el orden en el Dojang. En el año 1993 Seo viaja nuevamente a Corea a practicar en la universidad Sugkyunkwan y en el dojang Suwon Central Kumdo Kwan. Al volver a la Argentina en el año 1996, se presenta un problema con el señor Yoo In Jong, que tenía 70 años y 2do Dan y Seo Jung Won de 26 años había vuelto con 3er Dan. Esa situación incomodó a Yoo y Seo termina formando otro Dojang bautizándolo Chung Mu Dang y afiliándose a la Federación Argentina de Kendo.

Seo antes de volver a la Argentina, tuvo una entrevista con el Director Ejecutivo de KKA sobre el señor Yoo, ya que este había pedido a KKA que se le entregue un 4to Dan Honorífico. Seo explico con detalles todo el trabajo que había hecho Yoo en Argentina. Al regresar se supo que ese grado había sido otorgado, pero al ser honorífico, no permite rendir exámenes posteriores. Durante una visita de Yoo a Estados Unidos conoció a Chun Jong Kun, quien fue el fundador de World Kumdo Association. En esa oportunidad Yoo le comentó que era maestro 4to Dan en Argentina y pidió permiso para afiliarse a su asociación, renunciando a KKA, pedido que aceptó otorgando el grado de 7mo Dan de WKA. Es importante aclarar que WKA no posee afiliación alguna con FIK ni con KKA, por lo cual sus exámenes no tienen validez para estas instituciones. En el año 98-99 el maestro Yoo presenta un equipo argentino al Torneo Open de USA organizado por WKA. En el mismo participaron Taiwan, Estados Unidos, Rusia, Canadá y Argentina, pero el evento no prosperó en el tiempo y cada vez menos países se presentaron, hasta que desapareció el evento y la WKA solo continúa operativa principalmente en Estados Unidos. En el año 2000 se autoriza la formación de la sede en nuestro país de KKA, pero los dos dojang que estaban operativos en ese momento no reunían las condiciones para obtener la representación, ya que Yoo estaba afiliado a WKA y Seo a FAK, en esa oportunidad se entrega al Maestro Bae Moon Chol la representación.

Kumdo asienta bases en Argentina

Sabon Seo, junto a su tio. De visita en Corea

En 2008 habiendo ya tres dojang de Kumdo, realizan un torneo en conjunto y se unen cambiando el nombre a Hanin Kumdo y afiliándose al Kendo Argentino. En 2012 la Asociación Hanin Kumdo recibe la representación Oficial de KKA, saliendo de FAK y continuando en ese camino hasta la actualidad. En el mes de septiembre de 2015, en coincidencia con los festejos realizados en conmemoración de los 50 años de la inmigración coreana en nuestro país, se lleva a cabo la asamblea general de Kumdo en Argentina y se procede a la elección de autoridades, eligiéndose en ese acto al Maestro Seo Jung Won (6to Dan) como presidente de la institución. A partir de ese entonces, se toma como objetivo principal la apertura y difusión de la disciplina a toda la comunidad, dejando de enfocarse mayoritariamente en la colectividad coreana, y dándole la posibilidad a todos los residentes de Argentina transitar el camino de la espada. Fijando un nuevo objetivo en la Asociación, se prioriza la capacitación y difusión de Kumdo, realizando a fines del año 2015 el primer seminario oficial  en la ciudad de Rosario. En la ciudad de Neuquén se dicta a mediados de 2016 el primer seminario en la región. En el año 2017 se viaja a la ciudad de Santa Fe y se visita nuevamente la ciudad de Neuquén para fortalecer lo trasmitido el año anterior con un seminario. A fines del 2017 se realiza un seminario y torneo internacional dirigido por el Maestro Nam Cheol Seo (8vo Dan) y contamos con la visita de maestros y competidores de Corea, Estados Unidos. En 2018 se llevan dictados seminarios en CABA, Cippoletti y San Martín de los Andes. Y se está a punto de dictar el primer curso de Kumdo dirigido a futuros instructores que se va a llevar a cabo entre los meses de Junio y Agosto.