Nicolás “Chino” Hoyos: La esperanza albiceleste

1Después que Sebastián Crismanich colgara los guantes, el Taekwondo mundial se encuentra en un momento de transición, buscando a los atletas que cubran el espacio que dejó el héroe máximo de Londres. El “Chino”, con sus actuaciones y edad, se presenta a priori como una de las grandes esperanzas albicelestes.

C-M: Tu año fue muy bueno, pese a la lesión…

N-H: ¡Sí! Arrancamos en enero pasado a entrenar con la selección, donde tuvimos un campus que participaron todos los deportes de Argentina, con más de 500 chicos que pueden ser parte de Buenos Aires 2018. Me tocó estar… luego vinieron dos meses entrenando a full focalizado en los objetivos del año. En junio viajamos a Chile a la Copa Presidente, donde obtuve una muy buena ubicación perdiendo con el campeón de la categoría. Ahí mismo estuvimos en un campus donde hicimos topes con los chicos de Chile. Ahí hice cinco luches donde gané todas por diferencia de varios puntos. Volvimos a Argentina, al tiempo fuimos a México en una gira  por varios estados de ese país, donde hice un total de 22 peleas frente a miembros de los seleccionados regionales y nacionales. Vencí en todas las peleas, por KO o diferencia de puntos. La verdad que topar en un país como México que es potencia mundial, es muy emocionante… de ahí pasamos a un campus en Ezeiza con los mejores atletas de Argentina, a entrenar con Jean López. De ahí fuimos a Costa Rica, pero por nervios por un torneo de tanta magnitud, pese a pasar varias rondas, perdí 13-11 con USA. Lo disfruté mucho, igualmente…

2C-M: Siempre estás ahí…

N-H: Exacto… y estamos buscando los detalles a corregir para seguir creciendo.

El aguante y la contención que me dieron los hermanos Crismanich, fue fundamental en un momento muy difícil de mi carrera

C-M: Estar entrenando en la selección, es un incentivo gigante. Pero también sos parte del TEAM CRISMANICH. ¿Qué significa recibir instrucciones de Mauro? Me imagino que eventualmente Sebastián hará lo suyo…

N-H: ¡Uf! ¡Entrenar con ellos es un orgullo! De chiquito los tengo como máximos referentes. Siempre estaba pegado a todo torneo que estaban ellos. El año pasado necesitaba un cambio, entonces fui con ellos a entrenar. Formar parte de su equipo es no parar de aprender. Es nutrirse constantemente de su experiencia.

3C-M: ¿Cuál es el valor agregado de estar bajo el TEAM CRISMANICH?

N-H: Lo que más me marcó es que un momento difícil de mi carrera, ellos me sostenían en todo momento… me sacaban adelante, me ayudaron a levantarme. Me aconsejaron mucho… nunca me dejaron solo. El aguante y la contención que me dieron, fue fundamental para mí.

C-M: Se viene Buenos Aires 2018. El gran objetivo del año. ¿Qué pasa por dentro tuyo?

N-H: Si, es mi sueño a corto plazo. Estoy trabajando para eso. Hicimos eliminatorias con más de mil chicos, y hoy en día lidero mi categoría. Busco dar lo mejor para poder clasificar y ser parte de un evento histórico.