Tanra ITF: Volver a las raíces

"Hay algo claro: si un alumno quiere crecer, no podes negárselo. Si debes también vos crecer para poder contenerlo" - Master Desiderio
“Hay algo claro: si un alumno quiere crecer, no podes negárselo. Si debes también vos crecer para poder contenerlo” – Master Desiderio

Todo vuelve…  regresé con quién fue mi primer instructor,  el Maestro Adrián Desiderio.  Comencé con el siendo un nene, ya que me llevó mi papá por los años 79/ 80. Mi papá por ese momento ya era alumno del maestro…”, inicia el dialogo el Master Marcelo Divano, en uno de los pasillos del Hospital Durand, previo a que pasemos a hablar con el Maestro Adrian Desiderio. Master Desiderio, se desempeña en el hospital Durand desde 1984; actualmente es jefe de Cirugía, quien se disculpa por hacernos esperar. Su día, se viene movido…,”Para mí, es volver a las raíces. Fue muy fuerte todo… volver a verlo, que nuestra escuela trabaje bajo suyo nuevamente, y cuando lo presenté a mis alumnos meses atrás”, completó emocionado.

De pronto llega Master Desiderio, con una amplia sonrisa nos saluda, y nos hace pasar a una oficina. Acto seguido, comienza a desandar sus recuerdos dentro del Taekwon do… mas allá suyos, ya que  refieren a los inicios de la disciplina en el país.

Juntos a partir de 1979. En el 2016, volvieron a unirse
Juntos a partir de 1979. En el 2016, volvieron a unirse

3“¡Lo que son las cosas…! Por Maradona, dejé el Futbol que es lo que amaba en ese momento, y conoci el Taekwon do…Jugaba en las inferiores de Argentinos Juniors, y me tocó enfrentar a Diego Maradona. Cada vez que jugábamos contra Maradona y su equipo, Los Cebollitas, nos pasaban por encima y yo no tocaba una pelota. Era muy difícil ganarles y poder sobresalir con Diego enfrente”, explica riéndose,” Además, yo también jugaba de 10 y  siempre me opacaba. Decidí entonces practicar otro deporte. Llegó a mis oídos una disciplina relativamente nueva en el país: El Taekwon do. Me inicié en 1973, seis años después que llegara el Taekwon do al país. Uno de los primeros alumnos del Maestro Han Chang Kim fue el Maestro Enrique Eiriz, siendo su segundo cinturón negro. El primero se llamaba Alejandro Balza. En 1973 comienzo a practicar en  un gimnasio que se llamaba Mitsuba. Ahí enseñaba Kim los sábados, y martes y jueves Enrique Eiriz. Yo practicaba los tres días. Pero me considero especialmente, alumno de Enrique Eiriz por que fue quien me introdujo en la disciplina. Pero con Han Chang Kim tengo un vínculo muy grande, donde me invita a todas las reuniones de la Federación Mundial, inclusive cenas con el Embajador de Corea del Sur. Tenemos un gran afecto mutuo. Por el año 1979, cuando en Argentina se divide el TKD nacional creándose los grupos ITF/WTF, me quedo con el Maestro Eiriz, mientras que GM Kim se queda con el otro grupo. Incluso con el General Choi Hong Hi tuve buena relación. Con el rendí para 7 dan en el 2001”, explica.

C-M: Como Maestro, es de perfil muy bajo…más allá de eso, la entidad que creó, la Asociación Integral de Taekwon do es de las más grandes del país.

A-D: Nuestro crecimiento se comenzó a dar cuando obtengo la categoría de cuarto dan en 1986. Esa escuela albergó a muchos instructores, y cuando esos instructores alumnos míos obtuvieron su cuarto dan, ahí empezaron un poco los conflictos, ya que quisieron armar sus propias escuelas. En esa época, consideraba que era una especie de desunión del grupo, pero lo fuimos resolviendo… es así que en 1997 creé la Asociación de Escuelas de Taekwon do que se conformó en una institución con personería jurídica, que albergaba a varias escuelas de Taekwon do con denominación propia. En ese periodo, Marcelo formó parte de un grupo que en el medio de todo lo que contaba, cuando yo no estaba todavía de acuerdo en formar una asociación, decidió tomar su camino. Para mí fue muy duro por el cariño que sentía por él, ya que lo tenía como alumno desde los diez años de edad. Pero como muchas veces lo hablé, esto es parte del aprendizaje acerca de cómo conducir el Taekwon do. ¡Yo sabía de Taekwon do, no de conducción! Una cosa es dar una clase, incentivar a un alumno, y otra muy diferente es conducir a un grupo de personas a transitar un camino en común.  Uno lo fue aprendiendo a los golpes… En base a la experiencia vivida, uno saca sus conclusiones, y decide en consecuencia. Tal como me enseñó mi propio maestro, aprendí de mis errores.

C-M: ¿El Maestro Eiriz sentó las bases de la enseñanza del Taekwon do en el país, no?

A-D: ¡Totalmente! Le digo más… Cuando en 1978  decido estudiar medicina, el decide también estudiar. Decía que para poder ser maestro de alguien, necesitaba formarse para que lo elevara desde el punto de vista del conocimiento. Es así que comienza a estudiar Psicología. Y mientras vivió, aplicaba mucho la Psicología y Psicopedagogía al arte. En 1980, explota el Taekwon do desde el punto de vista de los chicos, y todas las bases de la enseñanza a los niños, lo genera Eiriz desde la Psicología, Psicopedagogía y metodología de la enseñanza, y yo desde el punto de vista médico. La  hoy tan en boga enseñanza especializada en infantiles, nosotros lo venimos haciendo desde el año ochenta, cuando comenzamos con las jornadas de estudio integral de Taekwon do. En el año 1982 fue la primera edición de estas jornadas, y desde ahí, construimos doce jornadas a partir de los años hasta lo que hoy se conoce como Congreso de Medicina Aplicada a las Artes Marciales.

En su momento vino gente de Judo, de Karate… y todo lo fomentó el Maestro Eiriz… yo en el 2005, Eiriz había fallecido en el 2001, hago la carrera de Medico Deportologo, y la Asociación Medica Argentina me pone como Presidente del Comité de Deportes y Salud de la Asociación Médica. Ahí comenzamos a juntar el Taekwon do con otros deportes. Hablamos con Julio Grondona, y con dirigentes de  otras actividades…todos venían a buscarnos para asociar el deporte a la salud, y confrontar con el deporte olímpico, que no es para la salud, sino la enfermedad… una cosa es tener un maestro, y otra muy diferente, entrenador.

El Taekwon do se rige por cinco principios: Cortesía, Perseverancia, Autocontrol, Espíritu Indomable e Integridad. Perseverancia: porque uno sabe que si se equivoca pero repite los actos perfeccionándolos, podrá solucionar los problemas; esto se aplica mucho en la medicina. Autocontrol: para poder dominar las situaciones difíciles. Espíritu indomable: para no dejarse avasallar. Todo instructor debe basar sus enseñanzas en dichos principios”. –Master Desiderio

El Maestro Enrique Eiriz sentó las bases de la enseñanza en el pais. Mientras vivió, aplicaba mucho la Psicología y Psicopedagogía al arte
El Maestro Enrique Eiriz sentó las bases de la enseñanza en el pais. Mientras vivió, aplicaba mucho la Psicología y Psicopedagogía al arte

C-M: Hablando de la relación Maestro – Alumno: De pronto, nuevamente trabajan juntos Marcelo y usted…

A-D: ¡Lo que me da mucha alegría! Mira: Podrás cambiar de novia, de auto… pero no de Maestro. Por que en algún momento te vas a volver a reencontrar con el…cuando me contaron que quería hablar conmigo, me puso muy feliz. Para mí es como un hijo, lo que no me pasaba con otros que se fueron…me llamó la atención, y me preguntaba por qué se había ido… hay algo claro: si un alumno quiere crecer, no podes negárselo. Si debes también vos crecer para poder contenerlo. Por eso construí una institución que albergara escuelas integrales de Taekwon do.

C-M: Para terminar, Maestro Desiderio: ¿Cómo ve el presente y futuro de ITF?

A-D: (Se toma unos segundos para pensar la respuesta)…es una pregunta difícil de responder…acá hay una grieta… una grieta que tiene dos nombres propios, de dos maestros que se separaron. Haciendo referencia a la institución que creé, puedo decir que es una asociación solida. Pueden haber discusiones, desencuentros… pero se construyó con bases solidas, mirando hacia el mismo camino… eso hoy en ITF no lo encontramos. Quizás el crecimiento rápido hizo que pase esto… vemos instructores que van y vienen aquí y allá, y eso crea problemas de liderazgo. Percibo que en poco tiempo se va a generar un liderazgo distinto en Argentina. Todo depende del compromiso que tengan aquellos que pueden liderar. Me imagino que quedarán organizaciones bajo ITF, pero funcionando por su cuenta, trabajando para adentro. Con un fuerte lazo Maestro-alumno, como una familia. Eso es lo que veo…